Make your own free website on Tripod.com

banner.jpg

Marcha "Porque Callar si Nacimos Gritando"
Pagina Principal
Quienes Somos
Historia del Río Cobre
Concurso de Dibujo
Pioneritos del Río Cobre
Galeria de Fotos
Amigos
Comunicados y Pronunciamientos
Achivos para Compartir
Capacitación

¿Qué es lo que gritamos ?

2septiembre.jpg
Campesinos en espera que la Anam de Santiago los atendiera.

El Río es una cosa de tolerancia y belleza, un misterio y una metáfora, un organismo vivo que procesos han estado perfeccionando con las edades, formando nuestros paisajes en las obras de arte más increíbles. Un río apoya la vida, y lleva vida a todas las cosas vivientes proveyéndoles agua dulce. Esa es su verdadera y única función en la naturaleza que Dios nos regalo.

 

Pero ¿Qué hacemos con él que afecta la vida de la gente, la vida de los animales, la vida del río y de la vida de aguas?  A ellos le decimos: “Yo no vendo mi patria, yo no vendo mi Río” “Ríos para la vida y no para la muerte”.

 

Hace más de cuatro años, campesinos, indígenas y civiles panameños, nos hemos manifestado en contra de los proyectos hidroeléctricos sobre los Ríos que representan las venas que llevan vida a nuestras comunidades. Nos hemos visto en la obligación moral y como acto de supervivencia, estudiar sobre todo lo relacionado con las represas y trasvases para generación hidroeléctrica. Hemos participado en foros nacionales e internacionales (Tailandia, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, México, Brasil y Ecuador), buscado información en libros, escuchado profesionales, organizaciones ambientalistas, internet, pero sobre todo hemos compartido con los pueblos que han sido afectados con estos proyectos y los que se encuentran amenazados por los mismos, y hemos llegado a la conclusión, que el precio que se nos pide pagar a nosotros la comunidad y a nuestra madre naturaleza, no son justificables y por ningún lado representan el desarrollo y progreso de nuestro país, sino todo lo contrario, incrementa el deterioro de las aguas, de los recursos naturales, los problemas sociales, migratorios, la pobreza, el desempleo, la dependencia de nuestro país a la hidroelectricidad,  que los recursos estratégicos estén en manos privadas, y que el Estado pierda sus facultades para garantizar un balance entre los sectores industriales y económicos y el bienestar social de nuestros pueblos.

 

Desde 1930 a 1970, la construcción de represas, a los ojos de muchos era “Desarrollo y Progreso Económico”. Se pensaba que eran una forma “no contaminante, sencilla y renovable” de obtener energía, pero desde la Cumbre Internacional sobre el medio ambiente de Johannesburgo 2002, en Sudáfrica, las opiniones han cambiado drásticamente, pues los estudios y pruebas demuestran que el Represar y la Hidroelectricidad NO es LIMPIA y RENOVABLE.

 

Las llamadas nuevas energías renovables o limpias son la alternativa: biomasa moderna, geotérmica, eólica, solar, energía marina.  Con el necesario apoyo político, estas energías serían la alternativa para el mundo para reducir la contaminación atmosférica y los cambios climáticos adversos causados por el deterioro y alternación de los ecosistemas naturales.

 

Ahora le solicitamos al nuevo mandatario Martín Torrijos Espino, escogido democráticamente por nosotros el pueblo panameño:

 

  1. Cese de todas las concesiones que el Ente Regulador de los Servicios Públicos este tramitando con empresas interesadas en nuestros Ríos a espaldas del pueblo y sus intereses.

El Ente Regulador es una institución que no ha funcionado de acuerdo a los intereses estatales y en beneficio del panameño, sino todo lo contrario existe para apoyar a los empresarios. Esconden la información al pueblo, se declaran impotentes para dar respuestas, escudándose en que las leyes no les permiten poder hacer nada. Entonces Sr. Presidente el Ente Regulador no sirve y solo es una fuente de corrupción que favorece a los sectores empresariales como lo hizo con la Ley 45 donde se convirtieron en juez y parte, pero para detener el aumento de la tarifa eléctrica pasaron agachados, como ejemplo de cobardía y burla a la patria.

 

  1. Derogación de la Ley 45: “Que establece un régimen de incentivos para el fomento de sistemas de generación hidroeléctrica y de otras fuentes renovables

Motivos: Es una ley inconsulta, jamás se nos invito a sus discusiones en primero, segundo y tercer debate, cuando nos enteramos que iban a aprobarla, fuimos a exigir participación y se nos dijo que vestíamos inadecuadamente para entrar al recinto, que nuestros sombreros panameños no podían ser usados,  entre otras excusas. Discutieron en segundo debate desde las 9pm a 12am resultando en un madrugonazo más que insulta al pueblo. Engañaron a la ciudadanía argumentando que la misma sería para reducir las tarifas eléctricas y que era la única alternativa para resolver la demanda del país. En ningún artículo se habla sobre este tema, ni tampoco define que esta energía será para el uso del País y su producción será regulada por las necesidades de la población. No hay obligación alguna de parte de las empresas para brindarle servicios al Estado sino todo lo contrario el Estado los promueve e incentiva a ellos con beneficios fiscales y subsidios. Los funcionarios del Ente Regulador decían que no existían los embalses en estos proyectos y ninguna afectación a los Ríos, que es la mentira más grande de todas.

 

  1. Respeto a la decisión y autodeterminación de los pueblos.

Democracia es la que todos creemos que existe en Panamá, pero la experiencia en estos años nos han demostrado que aquí no se respeta al humilde, que no se escucha al pobre, que se pasa por encima de los verdaderos panameños y los que en verdad aportamos al desarrollo de nuestro bello país. La voz de nuestra lucha y resistencia debe ser escuchada y debe ser decisión. Si no queremos un proyecto en nuestras comunidades y nuestros Ríos, sino queremos salir de nuestras tierras, sino queremos dejar nuestra historia y sistema de vida, se nos debe respetar y no nos deben violentar nuestra voluntad. Las tierras y los recursos naturales existen porque están en manos nuestras. Nosotros hemos sido los guardianes y los responsables de que todavía existan y sean de libre acceso para todos. Los empresarios han convertido nuestro país en muerte, nuestros Ríos en vertederos, nuestras selvas en planchas de cemento. Por eso jamás aceptaremos que su desarrollo, como el que esta en la capital, no los traigan a nuestro interior. Y esto lo hacemos por nuestros hijos, nuestros hermanos panameños y por la vida del hombre del campo. Ya son dueños de las capitales, pero que ni piensen que serán dueños de nuestras vidas.

 

  1. Compromiso de búsqueda de las nuevas alternativas de energía.

No nos oponemos al desarrollo del país, pero sí a su destrucción. La recomendación que le damos a su gobierno y en especial a su persona es que el apuro trae cansancio. Eliminemos esa política apaga fuego que ha traído siempre el deterioro de nuestro país. Nosotros nos comprometemos a apoyar todas las nuevas alternativas para construir en verdad una patria nueva donde se respete el derecho de todas las personas, donde las riquezas y recursos de nuestro país sean para todos y no para unos pocos. El desarrollo económico no puede estar nunca por encima del desarrollo social y la seguridad de nuestra gente. Por el bien de nuestros hijos, los suyos y los de todos los panameños.

 

Somos gente de trabajo, somos jóvenes, somos campesinos, somos niños, somos esperanza para nuestro país. Nuestras organizaciones no son politiqueras, ni peleamos por cosas pasajeras o por ir en contra de los mandatarios y los ricos. Nuestra misión y visión es la preservación y mejoramiento de nuestro sistema de vida, del orgullo de ser campesino, el amor por nuestra naturaleza, nuestra sangre, y la convivencia con todos los recursos que Dios nos dejo.

 

Esperamos, que se comparta la visión de este pueblo que hoy se manifiesta y dice “por que callar si nací gritando”. Panamá, no solo es un Canal, construyamos una nación de derechos y humanidad. Porque otro Panamá es posible si todos metemos los brazos y el corazón para construir nuevas esperanzas

Enter supporting content here

no_dams.jpg

14 de marzo: Día Internacional Contra las Represas

En el año 1997, durante un foro realizado en Brasil, con varios países afectados por represas, se decidió establecer el 14 de marzo de cada año, el día internacional de acciones contra las represas y por los ríos, el agua y la vida. Este sería el séptimo año que se celebra esta actividad de presión a nivel internacional, para exigir a las instituciones tanto gubernamentales como internacionales( Banco Mundial) que paren la construcción de estas muros de concretos, porque han demostrado ser una alternativa no amigable con el medio ambiente, y las mismas han causado daños sociales, aumentando la pobreza , inseguridad de nuestra gente del campo, perdida de culturas y al final la muerte de los Ríos, solo con el pretexto del desarrollo y bien común. (VER MÁS...)